Chaco prohíbe la caza

A raíz de las inclemencias climáticas y la presencia del yaguareté en el impenetrable chaqueño, se dispuso la prohibición de la caza mayor y menor en todo el territorio de la provincia del chaco hasta el 31 de diciembre del corriente año.

WhatsApp Image 2019-05-31 at 11.03.17 (1)

En la jornada de hoy en salón de conferencia de presa de Casa de Gobierno, autoridades del Ministerio de Producción, Ambiente , Seguridad Pública, Policía del Chaco, APN, Fauna y Gendarmería Nacional difundieron la Disposición N°555/19 de la Subsecretaria de Recursos Naturales que ordena la medida.

Las inclemencias climáticas ocurridas durante el primer semestre del 2019, que se mantuvieron con gran frecuencia, afectaron a muchos departamentos, especialmente en el sudoeste provincial y en la zona metropolitana. Esta circunstancia implica una alta vulnerabilidad para poblaciones de nuestra fauna, al reducirse en muchas áreas la superficie por la cual pueden movilizarse y refugiarse, quedando expuestos y afectados por la caza mayor y menor, que implicaría un grave riesgo de producir daños al desarrollo natural de las mismas.

También se tuvo en cuenta la situación generada por el registro del tránsito de la especie yaguareté en el impenetrable, que fuere constatada por guardaparques provinciales y por la Administración de Parques Nacionales – APN, lo que amerita la decisión de proteger esta especie, como así también los demás monumento naturales protegidos (oso hormiguero, tapir, tatú carreta, aguará guazú, ocelote)

Así mismo, las medidas también están dirigidas al resguardo de las presas de estos monumentos naturales, a los fines de mantener el ciclo natural de las especies de fauna silvestre.

En el futuro

Tal como indica la Ley de Caza N°1429-R, en el futuro se procederá a habilitar las temporadas de caza para distintas especies en función de estudios técnicos y científicos que así lo recomienden.

Monumentos naturales protegidos

Se recuerda a la población que el yaguareté, el oso hormiguero, tatú carreta, el tapir, el aguará guazú, el gato onza u ocelote , entre otros, se tratan de Monumentos Naturales Protegidos; declarados por ley nacional y provincial, lo que implica que su caza está prohibida y penada por el código penal argentino, el que establece la pena de hasta 10 años de prisión.

MEDIDAS Ejemplares

Desde la Subsecretaria de Recursos Naturales se insta a que jueces de paz o fiscales, tomen este tipo de medidas frente a las denuncias de caza ilegal que presente el estado o cualquier ciudadano.

Share