Clima

clima

Datos Pluviométricos de al 30/06/2014

ESTACIONES METEREOLÓGICAS

estaciones-metereologicasEl día 18 de marzo de 2013 fue instalada la primer Central Meteorológica OMIXOM en el establecimiento JUAN PENCO – MAKALLE y se encuentra transmitiendo datos de precipitación, temperatura, humedad relativa, sensación térmica, velocidad y dirección del viento.
Esta Central fue cedida por la Empresa OMIXOM Ingeniería Electrónica  por unos 60 días y se encuentra a prueba en comodato para el monitoreo de las condiciones meteorológicas. Envía a la página http://clima.omixom.com/ un informe de cada 10 minutos de la situación meteorológica y lo transmite a trabes de un chip telefónico colocado en la Estación lo que facilitaría la instalación en los lugares de difícil comunicación en la Provincia del Chaco.
El equipo es totalmente automático ya que posee un panel solar y una batería para cubrir los requisitos de alimentación. Además, dispone de memoria interna para almacenar los datos en caso de que existan problemas de comunicación. Esto es un proyecto que surge del Ministerio de la Producción para brindar al productor informaciónnecesaria que le permita realizar toma de decisiones a la hora de proyectar sus trabajos.

INFORME ANALITICO DE PRECIPITACIONES DEL MES DE ENERO 2013

AÑO HIDROLÓGICO (Septiembre 2012 – Agosto 2013)

Al cierre del mes de enero de 2013, el Total Anual de Precipitaciones del año hidrológico que está en proceso (1 de Septiembre 2012 – 31 de Enero 2013), las localidades de PAMPA DEL INDIO, MACHAGAI, QUITILIPI, LA TIGRA Y LA CLOTILDE superan el 50% de las Precipitaciones del Promedio Histórico Anual, lo que significa que estas localidades serían las únicas que estarían aproximándose a la Media Anual Histórica en lo que resta del Año Hidrológico.

¿Qué es un Año Hidrológico?

Un Año Hidrológico no coincide necesariamente con el año sideral, es decir, el período que convencionalmente transcurre entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de un mismo año. El año hidrológico se establece para intentar reflejar adecuadamente el comportamiento de las precipitaciones sobre las localidades en cuestión.

¿Qué es Media Anual Histórica?

Media Anual Histórica es el promedio de las precipitaciones mensuales desde el año 1956 hasta el año 2011.

Por otra parte, el resto de las localidades (51 localidades), están todavía por debajo del 50% del Promedio Anual Histórico. Cabe aclarar que estas localidades se pueden aproximar a la Media Anual Histórica dependiendo de las precipitaciones que se puedan ocasionar en el trascurso de los meses restantes.

Al mismo tiempo, analizando los Promedios Mensuales Históricos con el Total de Precipitaciones para el mes de Enero de2013, se puede decir que de un total de 56 localidades de la Provincia del Chaco con pluviómetros, se visualiza que 22 localidades están entre por debajo del 50% del Promedio Mensual Histórico, 20 localidades entre 50 al 100% y 14 localidades por encima del 100%.

Análisis de precipitaciones de las campañas 2009-2010 y 2010-2011 (período setiembre a febrero)

  • Ing. Miguel Brunswig
  • Lic. Roberto Olivares

Contenido

  •  I. Introducción

  • II. Algunas consideraciones sobre el clima regional

  • III. Conclusiones sobre el análisis de precipitaciones de setiembre a febrero.

  • IV. Análisis de precipitaciones setiembre 09-enero2010 y setiembre 2010-enero 2011 y as medias mensuales

  • V. Análisis de las precipitaciones acumuladas para el período setiembre-febrero

  • VI. Recomendaciones para el manejo adecuado del agua en el suelo

I. Introducción

En el presente trabajo se realiza un análisis de las precipitaciones en el período setiembre a enero, ya que es el momento de acumulación de agua en el perfil del suelo, siembra y desarrollo de la mayoría de los cultivos en nuestra provincia.

Se realizan comparaciones entre el período setiembre-febrero de 2010-11 con el mismo de la campaña pasada (2009-10) y a la vez con los valores de precipitaciones mensuales promedios que se disponen.

Las localidades seleccionadas intentan representar la situación de toda la geografía de la provincia, especialmente las áreas de mayor importancia agrícola. Ellas son Colonia Benítez, Gral. San Martín, Pampa del Indio, Quitilipi, P.R.Saenz Peña, JJ Castelli, Pampa del Infierno, Gancedo, Charata, Santa Sylvina y Taco Pozo.

Los datos de precipitaciones son los que se reciben y procesan rutinariamente en la Dirección de Suelos y Agua Rural de la Subsecretaría de Recursos Naturales y provienen de la red pluviométrica de la Policía del Chaco.

II. Algunas consideraciones sobre el clima regional

Entre los rasgos que definen el clima chaqueño se destaca la gradación decreciente este-oeste de la oferta pluviométrica que disminuye suavemente desde un máximo de 1.300 mm de lluvia anual en la subregión oriental a un mínimo de 610 mm en la subregión occidental.

La distribución de estas precipitaciones evidencian la alternancia de periodos secos y húmedos característicos de la región. El primero abarca los meses invernales y a partir de noviembre se incrementan rápidamente los montos de lluvias hasta el mes de abril.

Más marcada aún es la fluctuación intermensual de las lluvias, que durante el año llega a haber compensaciones que no se producen en periodos cortos. Además hay precipitaciones extraordinarias abundantes, propias del verano, que son de carácter localizado y producto de lluvias convectivas o de inestabilidad y se caracterizan por sus campos pluviométricos desorganizados que pueden presentar coincidencia de máximos en determinadas áreas.

Precisamente la característica común del clima subtropical es la marcada variabilidad en el comportamiento anual de sus componentes, de manera que cuando hablamos de “medias o promedios” tiene valor relativo, siendo las precipitaciones las más dependientes de la dinámica atmosférica.

Las isohietas de lluvia media anual pueden desplazarse en sentido este-oeste, o vice versa, según se trate de períodos hiperhúmedos o hipersecos. Estos desplazamientos pueden ser de aproximadamente 100 km hacia una u otra dirección, respecto de la traza determinada para cada isolínea de valores medios anuales. La frecuencia relativa de estos eventos extremos es moderadamente baja (14% para años hipersecos y 16% para años hiperhúmedos).

III. Conclusiones del análisis de precipitaciones setiembre-febrero

  • Las precipitaciones de set/10-feb/11 presentan un marcado déficit respecto a los valores medios, pero se recupera a partir del mes de diciembre ya que se registraron lluvias en toda la provincia y en algunas áreas con montos por encima de la media.
  • En el mes de febrero de 2.011, excepto en las localidades de Taco Pozo, Santa Sylvina y Pampa del Infierno, las precipitaciones han superado los valores medios esperados.
  • En el período setiembre 2.010-febrero 2.011 las precipitaciones superaron ligeramente el 50% de la media anual, excepto en las localidades de Taco Pozo, Santa Sylvina y Quitilipi que las precipitaciones alcanzaron entre el 23 y 35% de la media anual.
  • En el análisis de las lluvias para el mismo período pero de la campaña 2.009-2.010 las precipitaciones superaron los valores medios anuales en Pampa del Infierno y Santa Sylvina, rondaron el 80% en Colonia Benítez y Gancedo, el 60% en Saenz Peña, Charata y Castelli, el 50% en San Martín, Pampa del Indio, y Quitilipi y el 40% en Taco Pozo.

IV. Análisis de precipitaciones setiembre 09-enero2010 y setiembre 2010-enero 2011 y las medias mensuales.

 

V. Análisis de las precipitaciones acumuladas para el período setiembre-febrero

En esta iinstancia se exponen los datos relacionados con las precipitaciones de las mencionadas localidades con los datos medios anuales, la precipitación media mensual acumulada (sumatoria) mes a mes para el período seleccionado (set-ene) de las campañas 2009-10 y 2010-11 y los % de precipitaciones ocurridas respecto a la media mensual acumulada.

 VI. Recomendaciones para el manejo adecuado del agua en el suelo

El problema generado por déficit o excesos hídricos en la producción agropecuaria puede ser mitigado con la herramienta más poderosa que dispone el productor agropecuario; “estrategias de manejo de suelo y agua”.

Estas estrategias deben orientarse a generar condiciones en el suelo para:

  1. posibilitar la entrada de agua en el suelo;
  2. permitir el movimiento del agua en el perfil del suelo y
  3. aumentar la capacidad de almacenamiento y disponibilidad para las raíces de las plantas.

Para ello es necesario planificar los esquemas de producción contemplando buenas prácticas de manejo y conservación de suelos y aguas, tales como:

Disminución del número de labranzas y uso de herramientas apropiadas o conservacionistas.

Para comenzar con un sistema de labranza mínima primero se deben romper las capas compactadas. Se recomienda para esto el uso de maquinaria conservacionista, estas son:

Arado de cinceles: provoca remoción profunda, no más de 30 cm, sin invertir el pan de tierra, pero para una satisfactoria labranza la humedad se debe conservar y aprovechar al máximo.

Desmenuzadora de rastrojos: Al terminar la cosecha se puede pasar la picadora o desmenuzadora de rastrojos, de esta manera los restos quedarán desparramados en la superficie. Otra variante puede ser la incorporación de estos rastrojos con arado rastrojero o en su defecto con arado de discos.

Arado rastrojero: Cuando aparecen las malezas, en cantidad y desarrollo importantes, conviene hacer otras labranzas superficiales. A modo de ejemplo, se puede trabajar con arado de cinceles, azadas rotativas o arado rastrojero. Duración aproximadamente 3 meses.

Las ventajas del uso de este implemento residen en proteger a los suelos de las quemas y del impacto de la gota de lluvia, incorporar los rastrojos aportando parte de los nutrientes que tomó el cultivo del suelo, contribuyendo a aumentar la acumulación de agua en el perfil.

Los principales beneficios de reducir el número de labranzas son: disminución de las posibilidades de erosión del suelo, menor consumo de combustible y con ello menor emisión de carbono al aire, mayor actividad biológica, aumento de la fertilidad del suelo, mayor estabilidad de la producción y mayores rendimientos, incorporación de nuevas áreas para la producción y menores costos de producción.

Cobertura del suelo: Una vez “preparado” el suelo tenemos debe decidirse con qué cultivo comenzar.

Se recomienda hacerlo con un cultivo que genere cobertura en los suelos, de gran follaje, siendo muchas de estas gramíneas, tales como maíz, sorgo, trigo, avena o alguna especie forrajera.

Rotaciones de cultivos: Las rotaciones influyen directamente en las propiedades del suelo, especialmente en la estructura (agregados+poros+materia orgánica+retención de humedad)

Los sistemas radiculares de los cultivos exploran distintos estratos del perfil, permitiendo una colonización del suelo con raíces, generando diversos tipos de poros, los cuales según su tamaño tendrán funciones de aireación, ingreso del agua al perfil, almacenamiento, o funciones mixtas.

Por ejemplo la raíz de la alfalfa genera macroporos que alcanzan una profundidad importante, llegando en muchos casos hasta la napa freática, en cambio, un cultivo de trigo desarrolla un sistema radical en cabellera, ocupando principalmente los primeros centímetros del suelo.

Los cultivos de maíz y sorgo tienen raíces también en cabellera, pero mucho más agresivas y profundas, al descomponerse éstas, por actividad de los microorganismos quedan formados los poros, los cuales presentan una estabilidad alta y una continuidad espacial.

Otros beneficios de las rotaciones:

  • Diversificación de la producción y de los riesgos,
  • Efecto inhibitorio sobre muchos patógenos, malezas y los insectos plaga,
  • La fertilidad química de los suelos porque permiten un uso de nutrientes más balanceados, evitando desequilibrios químicos típicos del monocultivo.

Es importante ajustar la intensidad de la rotación a la realidad climática de cada zona, principalmente a la disponibilidad de agua.

La intensidad hace referencia a la cantidad de cultivos en un ciclo de años.

La rotación será más intensa cuantos más cultivos se realicen en un número determinado de años.

Hay que encontrar la intensidad justa, ya que si la misma es más baja se estarán desaprovechando oportunidades de obtener mayor rentabilidad y no se utilizaría toda el agua almacenada.

Por el contrario, si la intensidad es excesiva los riesgos productivos serán altos, ya que para las condiciones promedio de la zona el agua no será suficiente para obtener altas producciones estables en todos los cultivos.

Cultivo en contorno: Cuando las tierras tienen pendientes, aunque sean cortas, es conveniente la siembra de cultivos en contorno, siguiendo curvas de nivel, o en fajas (para pendientes menores al 1 %) de 4 m de cultivo protector y de 50 m del cultivo de venta. Cuando las pendientes son más empinadas, mayores del 1% puede plantearse la estructura, o sea las terrazas de intercepción del escurrimiento y derivación a un canal de desagüe empastado.-

BOLETÍN DE PREVISIÓN DE LA TENDENCIA CLIMÁTICA TRIMESTRAL EN ARGENTINA

MARZO- ABRIL-MAYO DE 2011

La previsión de la tendencia climática trimestral presentada en este Boletín es llevada a cabo por especialistas climatólogos de diversas Instituciones del país, sobre la base del análisis de las condiciones oceánicas y atmosféricas globales y regionales previas, así como también de las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos globales de simulación del clima. Por esta razón, la previsión se expresa en términos cualitativos, tiene carácter experimental y un simple sentido orientador. Las acciones tomadas o dejadas de tomar en función de la información contenida en este boletín son de completa responsabilidad del usuario.

Participan de este análisis profesionales del Servicio Meteorológico Nacional, del Centro de Investigaciones del Mar y de la Atmósfera, del Servicio Meteorológico de la Armada Argentina, del Instituto Nacional del Agua y de la Cátedra de Climatología Agrícola de la Facultad de Agronomía (UBA), con el aporte de personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, de la Dirección General de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, de la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, EVARSA, de la Universidad de San Juan y Córdoba y de la Comisión Regional del Río Bermejo.

TENDENCIA CLIMÁTICA

Para conocer la perspectiva climática trimestral, así como también los valores normales trimestrales de temperatura y precipitación, clickée sobre el área de su interés.

  • IN inferior a lo normal
  • N-IN normal o inferior a lo normal
  • N normal
  • N-SN normal o superior a lo normal
  • SN superior a lo normal

Toda esta información sobre el clima y su tendencia se compendia en el Boletín de Tendencias Climáticas, de salida mensual y alcance trimestral. El mismo se encuentra disponible al público al comienzo de cada mes. En él, Ud. puede encontrar información detallada sobre:

  • Los aspectos globales y regionales más relevantes de los meses precedentes, con especial énfasis en fenómenos de fuerte impacto en el clima nacional, tal como El Niño-Oscilación del Sur
  • Las principales anomalías de temperatura y precipitación, registradas en el territorio nacional
  • El comportamiento de las tormentas y otros fenómenos significativos en nuestro país
  • La posible tendencia climática para el trimestre entrante en el ámbito nacional.
Share