Dpto. de Conservación

Manejo de ambientes con énfasis en suelos

reun1El día viernes 22 se realizó en el hotel GUALOK de la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña – Provincia del Chaco, la “ REUNIÓN INFORMATIVA SOBRE MANEJO DE AMBIENTES CON ENFASIS EN SUELO”. En la misma, se presentaron los datos analíticos de suelos sujetos a variables de manejo, por la Dirección de Suelos y Agua Rural se analizaron dos campos ambos cercanos a la localidad de Fuerte Esperanza e insertos en zona II amarilla (Ley Provincial N° 6.409 de Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de la Provincia del Chaco).

Los parámetros medidos corresponden a los aspectos físicos (penetrometria, densidad aparente y textura) determinan los grados de impedimento a la penetración de raíces y la infiltración de agua por la presencia de capas compactas o ausencia de poros en la conformación dada por la distribución de las partículas  del suelo (arena, limo y arcilla).

reun2En los aspectos químicos se analizó materia orgánica, nitrógeno, conductividad eléctrica, fósforo, pH y potasio.

Como corolario se intercambiaron alternativas para la solución de problemas a través del manejo de suelos.

Se contó con la presencia de profesionales, productores, autoridades.

manejo

 

Aprovechamiento de residuos foresto- industrial – Provincia de Chaco

Incorporación directa a campo para el Mejoramiento de Suelos

Incorporacion al suelo de residuos de la industria de la madera en Machagai

AUTORES

  • SubsecretaríadeRecursosNaturales
  • DireccióndeSuelosyAguaRural
  • Municipalidad de Machagai
  • Agencia de Extensión Rural INTA de Machagai
  • Instituto Agrotécnico de la UNNE


Objetivos

Recuperación de suelos compactados
Aumento de la porosidad del suelo
Mejora de la infiltración del agua de lluvia en el suelo
Incremento de la capacidad de retención de agua en el suelo
Alternativas a la disposición de aserrín
Calidad ambiental
Seguridad de las personas
Manejo de agua y suelos
Salud Pública

Ver  mas de la publicacion en un archivo pdf

Machagay (suelos franco- arcilloso)

Institucionesparticipantes:

  • Dirección de suelos y agua rural- Subsecretaría de Recursos Naturales-Ministerio de Producción
  • Instituto Agrotécnico “Pedro Fuentes Godo”- Facultad de Ciencias agrarias- UNNE
  • Municipalidad de Machagai
  • AER INTA Machagai

La industria maderera en la Provincia del Chaco, se abastece de materia prima proveniente de sus bosques nativos, principalmente el algarrobo (Prosopis sp). La actividad foresto- industrial de la zona, genera gran cantidad de residuos característicos (aserrines y viruta), que constituyen un problema a la hora de manejarlos en los aserraderos.

El aserrín es un material con bajo contenido en humedad y alto contenido en carbono, su degradabilidad es de moderada a pobre. El estiércol es un material rico en nitrógeno y muy húmedo.

El objetivo del presente trabajo fue evaluar el efecto de la incorporación de aserrín y estiércol en distintas dosis sobre las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo

De la experiencia desarrollada a campo, al día de la fecha, se observa que:

  • Desde el punto de vista físico: el efecto de la incorporación de aserrín es positivo. Se visualiza una disminución en la densidad aparente, un incremento en la infiltración y una disminución en la resistencia media a la penetración de raíces.

Esto se traduce en una mayor agregación, mayor espacio poroso para almacenamiento de agua y aire, como también menor impedimento para un óptimo desarrollo radicular.

  • Desde el punto de vista químico: la variabilidad para los distintos elementos es mayor, habiendo que continuar con el seguimiento de las parcelas y el estudio de cada variable química en particular. Pero en general, hay un incremento en el contenido de materia orgánica, y para las dosis con estiércol, un aumento en el contenido de fósforo.
  • Desde el punto de vista biológico, la actividad microbiana es mayor en los tratamientos con estiércol.

Colonia Benítez (productor hortícola- suelo franco arenoso)

Instituciones participantes:

  • Dirección de suelos y agua rural- Subsecretaría de Recursos Naturales-Ministerio de Producción
  • Instituto Agrotécnico “Pedro Fuentes Godo”- Facultad de Ciencias agrarias- UNNE

Jornada sobre buenas practicas de manejo de suelos0007

El objetivo del presente trabajo es evaluar el efecto de la incorporación de aserrín, estiércol y urea en distintas dosis sobre las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo

Actualmente, se ha realizado el tercer muestreo de suelos del ensayo.

Obtención de compost a partir de mezclas de aserrín de algarrobo, úrea y estiércol

Campus de la Universidad- Resistencia – Instituto Agrotécnico “Pedro Fuentes Godo”- Facultad de Ciencias agrarias- UNNE

El objetivo del mismo es comparar mezclas de residuos de aserrín de algarrobo, estiércol y úrea, sus propiedades nutricionales y posteriormente evaluar su comportamiento como parte de un sustrato para plantines hortícolas y forestales

Dirección de suelos y agua rural- Subsecretaría de Recursos Naturales-Ministerio de Producción

Instituto Agrotécnico “Pedro Fuentes Godo”- Facultad de Ciencias agrarias- UNNE

Jornada Sobre Abonos Orgánicos

Cosecha de agua de lluvia y retención en el suelo a través de abonos orgánicos

 

Asistentes a la jornada de abonos orgánicos

El día 3 de diciembre de 2.011, en el área de Colonia Benítez, se realizó una Jornada Demostrativa de Abonos Orgánicos, organizada por la Subsecretaría de Recursos Naturales a través de la Dirección de Suelos y Agua Rural y el Instituto Agrotécnico “Ing. Fuentes Godo” de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE.

La bienvenida y detalle de la Jornada estuvo a cargo del Director de Suelos y Agua Rural Lic Roberto Olivares, el Director de Instituto Agrotécnico ING Artenio Driutti y el productor dueño de casa, Dante Capitanich.

Exposición sobre principios de preparación de abonos

La misma procedió a exponer las bases técnicas para la realización de abonos orgánicos, en este caso con aserrín de algarrobo, como rezago de la industria de la madera. Dicha exposición estuvo a cargo de  la Ing Cristina Sotelo del Instituto.

Luego el Ing Germán Pérez y el Ing Patricio Cowper Coles, también del Instituto hicieron una demostración práctica del método de armado de las pilas para la obtención de abono, detallando las mezclas con estiércol (base nitrogenada) o rastrojos de cultivos (tomate en este caso), enfatizando en el monitoreo de la humedad y temperatura para lograr el objetivo, así como de los beneficios de la incorporación al suelo.

La Dirección de Suelos y Agua Rural, a través de las Ing Natalia Mansilla y Claudia Panzardi expusieron y mostraron resultados sobre otra experiencia realizada en la cuál se usó aserrín de algarrobo mezclado con un producto comercial orgánico que contiene nutrientes y microorganismos, que también proporciona los elementos necesarios para la fermentación y elaboración de abono.

Preparando el abono y técnicas de monitoreo de

temperatura y humedad

La misma institución presentó la experiencia realizada en una chacra de Machagai, que consistió en la incorporación de aserrín en distintas dosis, algunas mezcladas con estiércol, a los efectos de mejorar las propiedades físicas de los suelos y validar una alternativa productiva al problema de la disposición actual del aserrín, que es rezago de la industria maderera de la zona, que actualmente consta de más de 400 establecimientos en las localidades de Machagai, Pcia. de la Plaza y Quitilipi.

Los resultados fueron que la porosidad del suelo se incrementó en 130%  y la capacidad de infiltración del agua de lluvia aumentó hasta el 300% en algunas dosis.

El desarrollo de esta técnica pone a disposición de los productores afectados por problemas de compactación de suelos que se perjudican año a año porque los mismos han perdido la capacidad de infiltrar y conservar  el agua como stock hídrico para el desarrollo de los cultivos.

 

Incorporación de aserrín al suelo para mejorar

infiltración y disminuir

compactación.

Jornada de buenas prácticas de manejo de suelos

Día Nacional de la Conservación del Suelo

El Boquerón, Tres Isletas

El 8 de julio de 2.010 se realizó una jornada a campo de demostración de buenas prácticas de manejo de suelos, que contó con la presencia de numerosos productores de la zona e instituciones oficiales relacionadas al agro.

 

Momento de la jornada de buenas prácticas de manejo de suelos

La jornada se desarrolló en el campo de Santos Eduardo Alfonzo, ubicado en el Paraje El Boquerón, jurisdicción de Tres Isletas.

Las actividades fueron parte del Día Nacional de la Conservación del Suelo, que estuvieron coordinadas por la Dirección de Suelos y Agua Rural dependiente de la Subsecretaría de Recursos Naturales del Ministerio de la Producción y Ambiente.

El productor Santos Alfonzo es un activo integrante de la Asociación de Productores Orgánicos (APPO) y su actividad se basa en la producción hortícola y ganadería bovina caprina y porcina.

Para el sustento de esta actividad ganadera se han implantados lotes con gramíneas, tales como pasto cambá (Paspalum atratum), setaria (Setaria sphacelata cv. Kazungula), gramma rhodes (Chloris Gayana), pasto colonial (Panicum maximun) y con leguminosas, como es el caso de trébol (Trifolium sp.).

Pasto colonial pastoreado

El manejo se basa en un pastoreo rotativo con alambrado eléctrico, mediante el cual se aprovecha al máximo el potencial de los pastos, respetando sus ritmos biológicos para potenciar el crecimiento y desarrollo de los mismos, evitando además el uso del fuego como herramienta de manejo.

Alfonzo no solamente interactúa con la Asociación de Productores Orgánicos a la que pertenece, sino que además es productor semillero de pasto cambá, siendo su manejo un modelo interesante a seguir por otros productores que tienen esquemas productivos similares.

Desarrollo de gramma rhodes

Permanentemente en este campo se realizan ensayos de lotes demostradores de implantación de pastos que buscan, en principio mejorar la oferta alimenticia del ganado y luego, mantener la productividad de los suelos, que con este manejo siempre están en una permanente rotación y con cobertura viva, manteniendo la fertilidad de los mismos.

La producción hortícola mostrada en la jornada, se basa fundamentalmente en cultivos de lechuga, acelga, achicoria, rabanito, zapallo, zanahoria, cebolla, mandioca, entre otras, con un manejo que despertó interés y curiosidad entre los asistentes, ya que se realiza en líneos intercalados entre las diferentes especies, generando una rotación permanente y por sobre todo, la prescindencia total de agroquímicos, como ser herbicidas e insecticidas.

Aspecto del lote implantado con pasto cambá

El punto más significativo de la jornada fue la apreciación del excelente desarrollo de los cultivos mencionados, expresados en el porte y en la salud de las plantas, que no presentaban daños en hojas ni raíces.

Aspectos del sector hortícola de Santos Alfonzo

Rotaciones, incorporación de abono orgánico proveniente del estiércol de animales y de rastrojos, combinado con la permanente cobertura del suelo para evitar la pérdida de agua del suelo, son algunas de las prácticas de buen manejo de suelos observados en la huerta de Alfonzo.

Para la comprensión de la mejor relación suelo – planta – agua, se realizó la descripción de los suelos, basada en el análisis de tres calicatas, donde los asistentes pudieron reconocer las características de los mismos, los aspectos relacionados a la infiltración del agua y a la penetración de las raíces. Esta actividad fue realizada por el equipo de Suelos del INTA Saenz Peña, que junto con la Dirección de Suelos y Agua Rural confeccionan las Cartas de Suelos del Chaco.

Descripción del suelo en una calicata

Acto del Día Nacional de la Conservación del Suelo en la EGB Nº 624 y Polimodal CEP Nº 105

La jornada se vistió realmente de fiesta, ya que los aspectos formales del Día Nacional de la Conservación del Suelo se realizaron con la presencia y participación de la comunidad educativa de la EGB Nº 624 y del Centro Educativo Polimodal CEP Nº 105, que funcionan en el Boquerón.

Recomendaciones para el uso adecuado del suelo en la Provincia del Chaco

“Las plantas crecen gracias al agua que penetra en el suelo, no por la que cae del cielo”

La Provincia del Chaco cuenta con una oferta natural muy importante en materia de suelos

Los factores formadores de los suelos, como el clima, material original, relieve, organismos vivientes, tiempo, han determinado grandes unidades de paisaje claramente representados por rasgos naturales notables, donde el suelo se encuentra íntimamente asociado a las características del ambiente.-

Estas unidades de paisaje y subregiones ecológicas se describen a continuación:

El este provincial es un área influenciada por el eje fluvial Paraguay-Paraná. Allí se localiza una llanura aluvial sometida a un régimen de inundación anual y plurianual (crecientes extraordinarias) donde los suelos cercanos al lecho de los ríos son arenosos y expuestos a las oscilaciones de la altura hidrométrica. En otros sectores de influencia de ríos y riachos (Negro, Tragadero, Oro, Guaycurú, otros) se localizan formas del terreno llamadas albardones (lomas altas), con vegetación de bosques muy altos o selvas de ribera, con suelos arenosos y limo-arenosos, permeables, muy fértiles, de excelente aptitud para la producción forestal y agrícola. Alternando con estos ambientes encontramos sectores bajos limo-arcillosos, a veces salinos, con vegetación de bosque bajo, palmar y gramillar, de permeabilidad muy lenta y con riesgo de anegabilidad. Estos suelos tienen aptitud ganadera.

En el sector central se localiza un área denominada ”dorsal de los dos quebrachos colorados o agrícola”. Es una extensa planicie alta que por la calidad de sus suelos, es la de más intensa apropiación agrícola. Aquí no se detectan sistemas de desagües organizados, por lo que el flujo de las aguas es errático y se realiza en manto anegando grandes zonas. La vegetación natural es el bosque alto en una trama con pastizales, lo que se denomina el “parque chaqueño”. Hoy el paisaje dominante son los campos agrícolas. Predominan en ella los suelos limosos y limo-arcillosos, de excepcional aptitud agrícola, forestal y ganadera. No presentan grandes restricciones, salvo los suelos de baos arcillosos que se inundan con facilidad y los suelos salinos o halomórficos.

El área de influencia del río Teuco-Bermejo es de características muy singulares, ya que se observan formas muy diversas en el terreno a causa del modelado que produjo la energía del río y los desbordes y derrames periódicos. Los suelos son limosos y arenosos en los sectores altos y con presencia de arcillas en lugares deprimidos y anegables. Estos suelos altos son de inmejorables condiciones productivas.

En el sur provincial se encuentra una gran zona denominada “bajos submeridionales”. Es una gran planicie, topográficamente baja, que la convierte en un área inundable por receptar el agua pluvial, más la que escurre de las áreas altas periféricas. El paisaje dominante es de palma, pajonales y gramillares donde los suelos son muy arcillosos, algunas veces salinos y/o sódicos, muy impermeables. El uso actual es ganadero. Existen otras áreas de bosque bajo y aún con bosque de maderas duras donde los suelos son más limosos y su potencial de producción de pasto se combinan con posibilidades de producción forestal y agrícola.

El oeste chaqueño, también conocido como “el impenetrable o semiárido”, está conformado por un territorio plano, en el cual las vías de drenaje están representadas por cauces abandonados (paleocauces o caños), colmatados con sedimentos arenosos que prácticamente están nivelados con respecto al resto del paisaje. La vegetación es de bosque alto y extensiones cubiertas por pastizales (abras). Los suelos son limosos y limo-arenosos, de buena permeabilidad y fertilidad, con muy buena aptitud para la producción forestal, agrícola y ganadera. También se encuentran sectores bajos (bañaderos) con suelos arcillosos y impermeables, que acumulan agua.

El mayor problema encontrado en los suelos del Chaco es la pérdida acelerada de la fertilidad física. Esto se debe a la fragilidad y baja estabilidad de los ecosistemas, debido a las altas temperaturas y bajas precipitación.

La degradación de las propiedades físicas y químicas tiene como consecuencias la baja infiltración y pérdida de la capa de suelo más fértil por escorrentía.

Estos procesos de degradación de los suelos se pueden mitigar con prácticas de manejo.
Desertificación: degradación de las tierras de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, resultante de diversos factores tales como variaciones climáticas y las actividades humanas.

Es un proceso lento, causado por la sobre explotación forestal y el desmonte; el sobre pastoreo; los incendios rurales; la utilización de técnicas de cultivo inadecuadas (monocultivo, utilización abusiva de agroquímicos, falta de rotaciones, excesivas labranzas de los suelos) y la persecución desmedida de la fauna silvestre.

Las consecuencias son: pérdida de cobertura, degradación de suelos, perdida de fertilidad, erosión, salinización, disminución de la fauna silvestre por ende perdida de la biodiversidad y productividad.

Los ecosistemas degradados disminuyen su estabilidad y por ello generan menor producción, alimentos e ingreso para las familias rurales, empobrecimiento y –en muchos casos- emigración de algunos miembros o de toda la familia hacia ciudades (marginalidad y problemas socioculturales y económicos) las familias completas se ven afectadas.

El suelo agrícola es el medio natural que permite el desarrollo de los cultivos y el recurso más importante que está en su mano.

Para decidir que puedo producir en mi lote primero tengo saber donde estoy parado. Para esto tenemos la herramienta de cartas de suelo!!!!.

Inventario de suelos

Tenemos que Informarnos de la ventaja del uso de la carta de suelo!!!!

Capacidad de uso de las tierras: El estudio comprende el reconocimiento de los distintos tipos de suelo o “series”, de acuerdo a sus características, potencialidades, limitaciones, y su distribución geográfica.

El producto son las cartas de suelos escala 1:50.000 por departamentos catastrales, ya se han realizado:

1- Departamento Independencia -187.100 ha

2- Departamento Maipú -285.300 ha

3- Departamento C. Fernandez -150.000 ha

4- Departamento Quitilipi- 154.300 ha

5- Departamento O`Higgins -158.000 ha

6- Departamento M. L. J. Fontana -370.800 ha

7- Departamento 25 de Mayo-235.800 ha

8- Departamento F.J. Sta. M. de Oro-287.400 ha

9- Departamento Gral. San Martin- 780.000 ha

10- Departamento Sgto. Cabral- 165.100 ha

11- Departamento 12 de Octubre -350.100 ha

12- Departamento Chacabuco -137.800 ha

13- Departamento 9 de Julio -209.700 ha

14- Departamento Gral. Belgrano-121.800 ha

15- Departamento Pres. de la Plaza-228.400 ha

16- Departamento San Lorenzo -213.500 ha

17- Departamento Bermejo- 256.200 ha

18- Departamento General Güemes: área de 650.840 ha

19- Departamento Almirante Brown-: área de 450.000 ha (en edición).

Clasificación de suelos para el Cultivo Agrícola

Clase I: Sin limitaciones

Clase II: Ligeras limitaciones de uso

Clase III: Limitaciones moderadas

Clase IV: Limitaciones severas

Clase V: Uso forestal y ganadero

Clase VI: Uso forestal y ganadero

Clase VII: Pastoril/ganadero

Clase VIII: Uso de vida silvestre y recreo

Las informaciones que brindan las “cartas de suelos”, permiten seleccionar los suelos más aptos para diferentes usos, ubicar áreas con limitaciones o hacer predicciones en planificación.
1) Suelos de aptitud forrajera, agrícola o forestal
2) Suelos con limitaciones físicas y /o químicas (salinidad, sodicidad, horizontes compactados, drenaje impedido)
3) Ubicación de aguadas y alambrados
4) Ubicación de cada cultivo, según sus requerimientos edáficos
5) Seleccionar normas de manejo, conservación y recuperación de los suelos, según sus características
6) Información básica para la aplicación de sistemas de drenaje, control de erosión y sistemas de riego
7) Determinación de sitios, para el establecimientos de distritos de conservación de suelos
8) Proyectos de colonización y tasación de tierras
9) Planificación de actividades agropecuarias, a nivel de regional o de chacra individual
10) Información básica para los lineamientos de las Política Agropecuaria Provincial

Para consulta de las cartas de Suelos, en Av. Coronel Falcon N° 149, Dirección de Suelos y Agua Rural.-

También podemos recurrir al Laboratorio de suelos, para saber la fertilidad físico-químico de los suelos

Si las muestras son para realizar un mapa de suelos, primero debe realizarse un pozo o calicata de estudio y tomar las muestras de cada horizonte del suelo definido en proporción de 1,5 a 2 kg cada una. La misma se disponen en bolsas plásticas etiquetadas con los datos de ubicación necesarios: Dpto, localidad, productor, lote o potrero, profundidad y otros.

Si las muestras son para evaluar la fertilidad del campo pueden tomarse muestras superficiales compuestas. Estas son producto de varias submuestras (ej: para una hectárea 5 submuestras). Se busca no influenciarse subjetivamente, entonces se camina al azar, en zigzag y se van tomando con la pala las submuestras de la profundidad que se estima influenciarán el cultivo o la actividad a realizar.

En el caso de que se estime que las raíces de las plantas a cultivar buscarán profundidades mayores se realizarán toma de muestras por cada horizonte presente o cada 10 cm o 15 cm o 20 cm según la situación o tipo de suelo.

Tomar correctamente las muestras: si Ud. No ha realizado esta tarea sería importante acercarse al laboratorio para recibir asesoramiento.

Elementos necesarios: bolsita de polietileno- pala para puntear-lona, balde o cajón limpio, sin restos de fertilizantes o plaguicidas- etiquetas- planilla de campo

Analizar el suelo?

Importante información para saber la situación actual, diagnosticar su estado nutricional de sus suelos y poder realizar fertilizaciones adecuadas.

Que determinamos?

Humedad higroscópica- textura- pH- calcio (Ca)- Magnesio (Mg)- Potasio (K)- Sodio (Na)- Nitrógeno total (N2 total)-fosforo disponible (P disponible)- Materia orgánica (MO)- salinidad (CE).

Como tomar muestras? Hacer un plano del campo y dividirlo en lotes uniformes, de acuerdo a las: alturas del suelo, la textura (suelos livianos o pesados), al uso y al crecimiento de las plantas.

Para ello: recorrer el lote uniforme en zigzag, definiéndolos lugares de muestreo, limpiar el terreno quitando las malezas por su base sin sacar la tierra superficial, hacer un pozo de 30 cm de ancho por 30 cm de profundidad (en forma de V) tomando la muestra con la pala, recortar los bordes con cuchillo, dejando solamente la franja central de aproximadamente 5 a 7 cm (20 cm de profundidad), profundizar el pozo en forma de escalón para trabajar con más comodidad hasta los 40 cm.

A que profundidad muestreamos?

Si se diferencian las capas u horizontes del suelo, tomar una muestra de cada una de ellas. Si no se diferencias, tener en cuenta la profundidad de las raíces de las plantas a cultivar.

Cultivo hortícola: una de 0-10 cm y otra de 10-20 cm

Cultivos anuales: ej. Girasol, sorgo, maíz, tomar muestras cada 20 cm hasta los 80 cm de profundidad

Cultivos perennes: una cada 20 cm hasta llegar a 1.8 cm

Pasturas: de 0 a 10 cm

De cada lote uniforme tomar uan muestra completa formada por varias submuestras, tomadas al azar. No mezclemos tierra de lotes diferentes, no mezclemos espesores diferentes, no tomemos muestras de lugares que representan condiciones diferentes al resto del campo, tales como zanjas de riego, bordes de caminos, pie de cercos o alambrados, lugares quemados recientemente, lugares donde se acumula estiércol. En suelos afectados por sales, muestrear primero de 0-5 cm., hasta la profundidad de raíces.

Cuando es conveniente muestrear? Unos 20 o 30 días antes de sembrar

Como enviar las muestras ¿en bolsas plásticas, aproximadamente de 1.5 kg con la etiqueta con datos catastrales, profundidad y lote donde fue tomada, fecha, productor. Guarde su planilla de campo para identificar a cual lote corresponde el análisis.

• Las muestras envía a Av. Coronel Falcón 149

Una vez que sabemos qué clase de suelo tengo, analizamos las condiciones ambientales del lugar para decidir realizamos ganadería o agricultura, rotaciones y cultivos podemos realizar.

Los datos de lluvias de todas las localidades del Chaco las podes en adquirir en Av. Coronel Falcon N° 149 – Dirección de Suelos y Agua Rural.

Con estos datos ya estoy en condiciones decidir que producir, pero tenemos que hacerlo de la manera más rentable no solo económicamente, sino ecológicamente también!!
Por esto te recomendamos

Prácticas de Conservación y Manejo de Suelo y Agua.
Incorpore Abonos verdes en sus rotaciones
Los abonos verdes pueden cumplir un papel semejante al que resulta de la incorporación de los residuos de cosecha. Como beneficio adicional al mejoramiento de

las variables físicas del suelo, debe computarse el aumento en las probabilidades de fijar nitrógeno, en especial si se trata de un cultivo de leguminosas; en la menor infestación por malezas (sombreado y efectos alelopáticos) y en la disminución del uso de herbicidas.

Se considera abono verde a cualquier cultivo que se incorpora en el suelo en estado vegetativo de grano lechoso o poco después de su madurez con el propósito de mejoramiento del suelo

En principio, los abonos verdes no deben competir en terreno, mano de obra y tiempo con los cultivos comerciales. Sin embargo, pueden asociarse a éstos en sistemas de policultivos.

La selección de las especies más aptas, según el tipo de suelo y para el desarrollo de los cultivos posteriores, puede basarse en los siguientes requisitos: a) especies de ciclo largo (200 días o más), de alta productividad de masa verde, rastreras o semierectas;
b) especies intermedias (90 a 120 días), erectas a semierectas;

c) especies de ciclo corto (menos de 70 días), para la siembra de otoño-invierno, como antecesor de cultivos de escarda de verano.

Entre los abonos verdes de invierno se cuenta con: Avena strigosa Shireb (avena negra), Lathyrus sativus L. (chícharo común), Lolium multiflorum Lam (rai grass), Vicia spp (vicias), Lupinus spp (lupinos), Raphanus sativus var. oleífera (nabo forrajero), Melilotus albus Medik (melilotus o trébol de olor blanco). Entre los abonos verdes de verano se cuenta con: Crotalaria spp (crotalaria), Canavalia spp (canavalia), Mucuna, Vigna sinensis (caupí) y Stizolobium spp (mucuna).

Curvas de nivel
Los objetivos de esta técnica son detener la erosión hídrica a través de la disminución de la velocidad de escurrimiento del agua de lluvia; facilitar la infiltración del agua y habilitar el terreno para cultivar siguiendo las curvas de nivel.

Las curvas de nivel, o líneas en contorno, son líneas que unen puntos de igual altura en el terreno que se definen con un nivel

Sobre las curvas de nivel delimitadas se marcan con pasadas de arado en ambos sentidos a efectos de formar un camellón de 15-20 cm de altura. El espaciamiento horizontal de las curvas estará dado por la pendiente del terreno, tomando como diferencia vertical práctica de 20 cm entre curvas para esta experiencia.

De esta forma las curvas y los camellones quedan marcados en sentido contrario a la pendiente y de esta manera disminuyen el escurrimiento del agua que se limitará al espacio entre curvas, deteniendo la remoción de partículas de suelo y favoreciendo la infiltración del agua.

El excedente del agua de escorrentía es conducido por canales que bordean el campo a velocidades no erosivas hacia colectores principales.

Esta técnica se aplica porque las pendientes comunes no sobrepasan el 2%, es decir 2 m de inclinación a lo largo de 100 m.
Cultivos siguiendo curvas de nivel

Consiste en realizar el cultivo y las labores que requieran los mismos, siguiendo curvas paralelas a una curva base, perpendicular a máxima pendiente que es la dirección del agua de escurrimiento.

Se aplicará a todos los suelos con pendientes mayores del 0,5% y menores del 2%. El propósito es que tanto las irregularidades que las maquinarias dejan en el terreno como cada hilera de cultivo, sirvan de obstáculos al flujo del agua de lluvia, disminuyendo la velocidad que con que esta corre por la superficie, facilitando la infiltración y contribuyendo por lo tanto, al control de erosión de los suelos que produce el escurrimiento.

Es condición primordial que el predio donde se aplica esta técnica, no reciba agua de un campo vecino, en tal caso será necesaria la construcción de una vía vegetada de desagüe.

Cultivos en contorno

Contribuir al control de la erosión hídrica y conservación de la humedad realizando labores de preparación del suelo y siembras cortando la pendiente general del terreno.

Se aplican en terrenos con pendientes inferiores al 3%, consiste en implantar cultivos en franjas dispuestas sistemáticamente cruzando la pendiente general. Los cultivos se dispondrán de manera tal que una franja de pasturas o cultivo denso alterne con otra franja pero de cultivos de escarda. La distancia entre franjas puede oscilar entre 80 a 120 metros.

Labranza cero (siembra directa)

Sembrar sin rotura de suelo sobre una cubierta de rastrojo. Se logra mejorar la infiltración y acumulación de agua, aumenta la Materia Orgánica, protege al suelo de la insolación, protege contra la erosión, recupera la fertilidad natural. Optimiza los tiempos de labor porque prescinde de operaciones con arados, rastras y cultivadoras y posibilita la diversificación de cultivos. Mejora la elección del momento de siembra, estabiliza y aumenta rendimientos, disminuye costos, posibilita la agricultura en campos invadidos con malezas.

Si bien uno de los objetivos más importantes de la labranza cero es la detención del proceso erosivo, el bajo costo o la disminución del trabajo realza su valor. No remover el suelo y disponer de abundante cobertura, mejora la agregación de las partículas del suelo, aumenta los tenores de materia orgánica y la retención de humedad y provoca la retracción de la malezas.

La labranza cero es un complejo de tecnologías, que tiene como principios fundamentales la cobertura del suelo, la rotación de cultivos, la remoción de suelos solo en la línea de siembra o en el lugar donde se coloca la semilla y el mantenimiento de los rastrojos en superficie.
La labranza cero es la producción agrícola sin realizar las tradicionales aradas y rastreadas, o lo que es lo mismo, realizar la siembra de un cultivo directamente.

La labranza cero es una alternativa muy interesante en la conservación, ya que no hay remoción de suelos. Es importante en la incorporación de este método de producción no descuidar las tareas antecesoras, ya que es imprescindible la acumulación de rastrojos en superficie para no dejar el suelo descubierto para evitar degradación e invasión de malezas..

Labranza mínima

Con la labranza mínima se pretende limitar el número de labranzas y labores culturales, evitando el deterioro del suelo por pérdida de agregados y formación de capas compactadas (encostramiento , piso de arado).

La mínima labranza es un incrementa la rugosidad de la superficie del suelo, lo que produce una sustancial mejora en la captación del agua pluvial y la disminución del escurrimiento superficial.

Las labranzas deben realizarse con maquinaria conservacionista, tales como el arado de cinceles y vibrocultivador (labranza vertical), arado rastrojero, cultivador de campo y rastra rotativa; evitando la remoción y refinamiento excesivo de la capa arable, que resultan del uso del arado de vertedera o herramienta similar.

Para una satisfactorio labranza es preciso seguir principios básicos tales como:

*la humedad se debe conservar y aprovechar al máximo

Los costos de producción deben mantenerse bajos

Aumentar la aireación y la actividad de microorganismos del suelo del suelo

Destruir desoves de insectos enemigos de las plantas cultivadas.

Ventajas de su uso

*Aumenta la capacidad de retención de agua de suelos (infiltración)

*Reduce la compactación

*Reduce costos

*Rompe el piso de arado

*Tiende a mejorar la fertilidad potencial por el aumento gradual de la materia orgánica

*Ayuda a una mejor actividad de los microorganismos del suelo

*Reduce la erosión

*Mejora la estructura

*Realice barbechos largos y cubiertos (la tierra queda en reposo sin que se plante ningún cultivo durante un tiempo, en el que se controla el crecimiento de malezas, el más recomendado es el barbecho limpio bajo cubierta de rastrojos. Al terminar la cosecha pasaremos una picadora de rastrojo, los restos quedaran desparramados en la superficie o semiincorporados, lo ideal es trabajar con rastrojo en su defecto con arado de discos. Cuando aparezcan las malezas, en cantidad y desarrollo importantes, conviene hacer otras labranzas superficiales. Podemos trabajar con cincel, azadas, rotativas o arado rastrojero. Duración aproximadamente 3 meses. Beneficio se da en proteger a los suelos de quema la lluvia, incorpora los rastrojos devolviendo parte de los nutrientes, que saco el cultivo del suelo, aumenta la acumulación de agua en el perfil

Arado de cincel: Es un implemento que logra una remoción profunda (no más de 30 cm) sin invertir el pan de tierra. Está constituido por dientes, rigidos o flexifles, montado sobre un bastido.

Para una satisfactoria labranza la humedad se debe conservar y aprovechar al máximo. Esta práctica hay que realizar antes unos meses antes de la siembra para que el agua de las precipitaciones puedan infiltrar en el suelo y acumularse.

En capas compactadas hasta 35 cm de profundidad se recomienda el arado de cinceles y para mayores profundidades y hasta 45cm se recomienda el subsolador (chisel) si es que el subsuelo no tiene menos del 12% y más de 30% de arcilla, en cuyo caso la labor será inefectiva, ya que la fina rajadura que se consigue se cierra con las primeras lluvias. Aún en los casos de compactación mínima o sin compactación la presencia de una capa lixiviada (horizonte E) también puede restringir la penetración de raíces. El cincelado de un horizonte lixiviado evita la carencia de agua pero si el tránsito de maquinarias no es controlado los efectos de estas labores disminuyen rápidamente

Ventajas de su uso

*Aumenta la capacidad de retención de agua de suelos (infiltración)

*Reduce la compactación

*Reduce costos

*Rompe el piso de arado

*Tiende a mejorar la fertilidad potencial por el aumento gradual de la materia orgánica

*Ayuda a una mejor actividad de los microorganismos del suelo

*Reduce la erosión

*Mejora la estructura

Además es importante realizar barbechos largos y cubiertos (la tierra queda en reposo sin que se plante ningún cultivo durante un tiempo, en el que se controla el crecimiento de malezas, el más recomendado es el barbecho limpio bajo cubierta de rastrojos.

Desmenuzadora de rastrojos
Al terminar la cosecha pasaremos una picadora de rastrojo, los restos quedaran desparramados en la superficie o sean incorporados, lo ideal es trabajar con rastrojo en su defecto con arado de discos.

Arado rastrojero
Cuando aparezcan las malezas, en cantidad y desarrollo importantes, conviene hacer otras labranzas superficiales. Podemos trabajar con cincel, azadas, rotativas o arado rastrojero. Duración aproximadamente 3 meses. Beneficio se da en proteger a los suelos de quema la lluvia, incorpora los rastrojos devolviendo parte de los nutrientes, que saco el cultivo del suelo, aumenta la acumulación de agua en el perfil

Los principales beneficios de reducir el número de labranzan son:

a- 96% menos de erosión del suelo

b- 66% menos de uso de combustible

c- Menor emisión de carbono

d- Mayor calidad de agua

e- Mayor actividad biológica

f- Aumento de la fertilidad del suelo

g- Mayor estabilidad de producción y rendimiento

h- Incorporación de nuevas áreas para la producción

i- Menores costos de producción
Algunas experiencias realizadas por la cátedra de Manejo y Conservación de suelo de la Facultad de Agronomía –UNNE concluyen:

* La mejor Estabilidad de Agregados es dependiente principalmente del sistema de labranza, más que de la secuencia de cultivos, ya que los agregados más estables se dan el monocultivo algodonero en labranza mínima.

*La labranza cero favorece a la recuperación de los contenidos de materia orgánica total. En las series Zuberbühler y Capdevila, para lotes con labranza cero, se advierte una acumulación de materia orgánica total y sus fracciones en los primeros 6 cm de profundidad, debido a la acumulación de rastrojos en superficie. Existiendo una variación entre los rastrojos de diferentes cultivos, tomando los valores más bajos en la soja.

*La variación de la estabilidad de agregados fue significativa en el sistema de maíz-soja en labranza cero. La porosidad de aireación, agua útil y drenaje rápido fueron significativos en el sistema maíz-soja en labranza cero, no en trigo-soja en labranza cero. En los sistemas convencionales se observan diferencias significativas para la rotación trigo-soja, y en la rotación algodón-soja en poros de drenaje lento.

*Los suelos con cultivo de sorgo tiene la porosidad total y de aireación más baja, pero los valores más altos de poros de agua útil.

*La avena es un cultivo que induce cambios en las condiciones edáficas tendientes a revertir el deterioro de un suelo causado por labranzas inadecuadas.

*Las variaciones de la estabilidad de agregados, porosidad y densidad aparente de los suelos del dorsal agrícola chaqueño responden a la historia del lote y a la secuencia de los cultivos.

*Los indicadores evaluados resaltan la importancia de la secuencia de cultivos utilizada en la labranza cero.

Una vez “preparado” el suelo tenemos que decidir con que cultivo comenzar. Se recomienda hacerlo con un cultivo que genere cobertura en los suelos (de gran follaje). Estas son gramíneas como ser maíz, sorgo, trigo, avena o alguna forrajera.

Cabe mencionar que es conveniente realizar fertilizaciones de base, teniendo en cuenta los nutrientes que tienen el suelo y la necesidad de los cultivos.

Rotaciones con leguminosas y cultivos de gran follaje (maíz-soja-sorgo-girasol-soja-algodón)

Las rotaciones influyen en lo que ocurre de la superficie del suelo hacia abajo, principalmente en lo que a estructura de suelo se refiere. Ocurre que los sistemas radiculares de los cultivos exploran distintos estratos del perfil, permitiendo una colonización del suelo con raíces. Además, cada tipo de raíz genera una clase determinada de poros, los cuales según su tamaño tendrán funciones de aireación, ingreso del agua al perfil, almacenamiento, o funciones mixtas. Así una raíz de alfalfa generará macroporos que alcanzarán una profundidad importante, llegando en muchos casos hasta la napa. En cambio, un cultivo de trigo desarrolla un sistema radical en cabellera, ocupando principalmente los primeros centímetros del suelo. El cultivo de maíz o sorgo tiene raíces también en cabellera, pero mucho más agresivas y profundas. Al descomponerse las raíces por actividad de los microorganismos quedan formados los poros, los cuales presentan una estabilidad alta y una continuidad espacial.

La Siembra Directa como sistema de producción sustentable, competitiva y rentable, utiliza a las rotaciones como una de las herramientas importantes y válidas para potenciar el funcionamiento de los agroecosistemas y habilitar así el camino del crecimiento empresarial.

Otros Beneficios:

• Diversificación de los riesgos

• Efecto inhibitorio sobre muchos patógenos, malezas y los insectos plaga

• La fertilidad química de los suelos: las rotaciones permiten un uso de nutrientes más balanceados, comparado con la monocultura, evitando desequilibrios químicos de importancia.

En síntesis, hay que practicar rotaciones diversificadas para alcanzar todos los beneficios comentados.

Ensayo de incorporación al Suelo de Residuos de la Industria de la Madera (Localidad de Machagai).

Manual de Manejo del Fuego.

Situación de los Suelos de la Provincia del Chaco.

DEPARTAMENTO CONSERVACIÓN

ACCIONES

1. Promover convenios para el estudio de prácticas de manejo y conservación de suelos en diferentes zonas de la Provincia.

2. Ejecutar programas de manejo de suelos, orientado a productores e interesados en la temática.

3. Aplicar las normas vigentes sobre conservación de suelos y proponer modificaciones para asegurar la sostenibilidad ambiental.

4. Programar y ejecutar trabajos de conservación o recuperación de suelos que deban efectuarse por administración.

5. Identificar limitantes de uso de los suelos derivados de su aptitud y/o problemas de degradación, e indicar y divulgar las medidas a tomar para su solución.

6. Ejecutar programas de educación ambiental sobre conservación de suelos.

7. Divulgar en los ámbitos respectivos, los estudios de fertilidad de los suelos y fertilizantes.

8. Promover la asistencia técnica para el desarrollo de productores demostradores de técnicas de manejo, recuperación y conservación de suelos y aguas.

Share